El presente que nos merecemos, el futuro que les debemos

Compartimos un artículo de la Asamblea Asturiana por las rentas básicas con algunas reflexiones sobre el momento actual y el debate sobre la puesta en marcha de un ingreso mínimo vital o una renta de emergencia.

Son muchas e ideológicamente variadas las reflexiones que en estos días de confinamiento inundan los medios de comunicación defendiendo la necesidad de garantizar unos ingresos mínimos a la ciudadanía. La etiqueta de renta básica está sirviendo tanto al liberalismo económico para defender la necesidad de asegurar una mínima capacidad de consumo a la población trabajadora que evite el desplome de los beneficios empresariales, como al progresismo institucional para presumir de su capacidad para construir "escudos sociales", aunque éstos sean de papel.

La esperanza comienza hoy. Sobre la viabilidad social y económica en Asturies de la propuesta de Renta Básica de las iguales

Portada LibroAsamblea Asturiana poles Rentes Básiques.- En demasiadas ocasiones, los colectivos u organizaciones implicados en las diferentes dinámicas de lucha social reducimos nuestro marco de pensamiento a un conjunto de ideas y prácticas heredadas.

Cartel de la 3ª edición de la Escuela de Acción Social Crítica y Transformadora

Aunque confinadas no paramos de trabajar. Compartimos el cartel de la tercera edición de la Escuela de Acción Social Crítica y Transformadora que este año tiene por lema: "Por una acción social emancipadora". Tras dos ediciones en el CSC Luis Buñuel de Zaragoza cambiamos de localización. Nos vamos para Rubí en Barcelona, la gente del Centre Rubinec d'Alternatives Culturals nos acogerán los días 19, 20 y 21 de junio.

Sinhogarismo y la crisis de la Covid-19: nada debe volver a ser como antes

photoheuristic.infoctxt.es. Albert Sales.- Sin un giro radical en las políticas de vivienda y de garantía de rentas, en los próximos meses, los servicios sociales y otras entidades van a desbordarse tratando de parar una hemorragia con tiritas.

Cuando la mejor protección frente a la emergencia sanitaria es quedarse en casa, las dificultades de acceso a la vivienda se convierten en un factor multiplicador de las desigualdades sociales. No es lo mismo pasar el confinamiento de la cuarentena en las casas con jardín que lucen algunas personalidades del deporte o de la televisión, que en un piso de 80 metros cuadrados, que con una familia de cuatro personas conviviendo en un apartamento de 45. No es lo mismo tener una vivienda digna mínimamente cómoda que vivir en una habitación alquilada. Y no es lo mismo disponer de vivienda que sobrevivir en la calle.

Páginas

Suscribirse a Renta Básica de las Iguales RSS