El PCPE no apuesta por la renta básica; ¡ni falta que hace!

Solapas principales

Enviar por correoEnviar por correo

fotoTodavía quedan residuos del despotismo ignorante. Legitimidad no es sinónimo de razonable

José Iglesias Economista.- Es legítimo que el PCPE apueste por sus propias propuestas, las que crea conveniente defender. Así mismo, entendemos que la Renta Básica de las iguales (RBis) [1] no entre en su programa político. Nosotros tampoco apostamos por muchas de las suyas.

Ahora bien, y entramos en materia, lo que ya no estamos de acuerdo es con ese reduccionismo de que la RBis “forma parte del ideario del republicanismo burgués clásico que hoy pretende ser rescatado, obviando, por supuesto, su marcada raigambre burguesa”.[2] Cuando se desconocen las diferentes y múltiples propuestas de Renta Básica (RB) que hoy se defienden a lo largo y ancho del planeta, cuando todo se generaliza y se mete en el mismo saco, y este simplismo lo cometen los miembros del Área ideológica del CC de este partido, uno piensa que quedan residuos autoritarios que no han remontado los tiempos oscuros medievales, ni los territorios donde habita el despotismo ignorante.

Destaquemos algunos ejemplos:

  • Cuando el mercado de empleo asalariado es uno de los pilares del capitalismo que esclaviza a las personas, cuando una de las características de la RBis es que las mismas no están obligadas a pasar por el mismo para tener derecho a sobrevivir con autonomía e independencia del mercado laboral, decir que “la Renta Básica es concebida como un elemento que está al margen de la lucha de clases” es de ignorantes, por muy ilustrados que se consideren. [3]

  • Tampoco partimos de que “el Estado es una entidad situada por encima de las clases sociales llamada a conjugar los intereses de unos y otros como si fueran complementarios”. Si leyesen nuestras publicaciones encontrarían que hemos leído a Marx y Lenin, a Bakunin y Kropotkin  para saber de sobra que el Estado es un ente de clase omnipresente en la sociedad, cuya función destacada es apoyar la lógica de acumulación del capitalismo, con perjuicio para la clase obrera y el resto de desposeídos. Un poco de humildad militante y de respeto al saber de los otros. no sería un consejo inútil.

  • A continuación destacan, como si fuese solamente conocido por los del CC, que “es la estructura de clases del modo de producción capitalista, [la] que necesita una constante reproducción de la pobreza”. Yo les recomendaría enriquecer su visión leyendo Malthus odiaba los pobres, Marx la pobreza.[4] Aquí se incluyen argumentos que explican porque la pobreza puede ser considerada un elemento sistémico que nace de esa lógica de acumulación mencionada.

  • Como ya hemos explicado, nunca hemos considerado al Estado neutral, y menos que una mayoría electoral pudiese garantizar la RB, y menos la de las iguales, cuando esta se basa en un ataque frontal al capitalismo De hecho, ya ha habido mayorías electorales en el Congreso de Diputados y fue rechazada cuando algunos colectivos defensores de la misma la presentaron a <<sus señorías>>. Sabemos que el parlamentarismo burgués no es la vía, aunque el PCPE se presenta siempre a las elecciones legislativas con aspiración a participar en una democracia representativa y burguesa. Igual de absurdo es pensar y negar que 1.000 euros mensuales de RBis por persona no permitirían a cada una de ellas la autonomía de decidir si acepta a o no salarios por debajo de esta cuantía. En Baladre, una Coordinación que ha apostado fuertemente por la RBis, no se practica la política del pastor, con sus perros ayudantes, y la manada de ovejas.

  • En ningún momento se afirma que la RBis resuelve el problema del patriarcado, como tampoco el racista, el militarista, el religioso, etc., subsumidos por el sistema capitalista. Lo que se dice y se demuestra es que la RBis da autonomía económica a cada mujer, como parte de la población, para enfrentarse al problema del machismo que se vive en las familias, las empresas, la sociedad en general. Sólo los obcecados contra la RBis son incapaces de entender esta característica que tiene la misma. Su incapacidad no es nuestro problema.

  • Volver a recordar a este grupo de sabios que Baladre no considera que la situación de la mujer obrera se puede “reducir a un problema moral y de ingresos, al más puro estilo del feminismo institucional”. Esta es una acusación que no se encuentra en ninguna de nuestras publicaciones o praxis política. Si practican la lectura como fuente de conocimiento, verán en el cuaderno recientemente publicado, Renta Básica de las iguales y feminismos. De la centralidad del empleo a la centralidad de la vida, [5] cual es la posición del grupo feminista de este ámbito de coordinación de lucha anticapitalista.

  • Como ya señalábamos, el esperpento lo cometen los sabios del CC cuando, en su miopía ignorante, no reconocen la distinción de lecturas que existen en la renta básica. Esa burrada similar a la que se comete cuando se considera a todos los comunistas como uno sólo grupo: por ejemplo, confundiendo a los trotskistas con los estalinistas. Sabemos los que son las crisis capitalistas, al menos también como ellos, igual que sabemos lo que es el reformismo, que propone siempre humanizar y hacer que sea más verde el sistema,  un sistema al que el PCPE no le hace ascos, en cuanto a esa obsesión por presentarse y poder sentarse en las Cortes Generales del territorio español.


En pocas palabras. La RBis se apoya en dos pilares. 1) Es un instrumento de redistribución de la renta de la burguesía hacia el  proletariado y las clases populares en el inmediato plazo. Y 2) es un mecanismo de lucha contra el capitalismo en el corto, medio y largo plazo, proponiendo lo que Audre Lorde señala, y el PCPE no practica ni defiende: “hay que abastecerse de valores e instrumentos que no sean los del amo. [Porque estos] nunca desmontan la casa del amo. Quizá nos permitan obtener una victoria pasajera siguiendo las reglas del juego, pero nunca nos valdrán para efectuar un auténtico cambio”. [6] Es decir, y como destacábamos en otro trabajo, la RBis “es el diseño de una respuesta permanente como un derecho ciudadano a problemas crónicos pero orgánicos al capitalismo. Porque el paro y la pobreza son consecuencia de la explotación asalariada, pero también son un instrumento de violencia para atemorizar a la población recordando que destino nos espera a los que se quieren enfrentar al sistema”.[7]

José Iglesias Fernández. Barcelona, 21 noviembre del 2014

Notas:

  1. José Iglesias Fernández. ¿Hay alternativas al capitalismo? La Renta Básica de las iguales. Baladre/Zambra, 2006. Y Las rentas básicas. El modelo fuerte de implantación territorial. El Viejo Topo, 2003.
  2. Por qué el PCPE no apuesta por la renta básica? En http://www.unidadylucha.es/index.php/cultura/1146-por-que-el-pcpe-no-apu...
  3. En todo el artículo hay una retranca en la que parecen decirnos que los únicos “leídos y de izquierdas” son ellos.
  4. En http://www.kaosenlared.net/colaboradores/itemlist/user/91-jos%C3%A9igles...
  5. Ver Cuaderno, Baladre/Zambra 2014.
  6. Mercedes Jabardo (ed.) Feminismos negros. Una antología. Traficantes de sueños, 2012.
  7. José Iglesias Fernández. Renta básica de las iguales y riqueza comunal. Laberinto, nº 42, 2014.