27000 firmas por la Renta Básica. Y la lucha continúa

Solapas principales

FotoLa Trastienda.- Esta mañana se han presentado en la Asamblea las firmas que avalan la Iniciativa Legislativa Popular por la Renta Básica en Extremadura. Se han registrado 26086 firmas pero el número definitivo superará con toda seguridad las 27000 firmas, pues siguen llegando por correo firmas que se añadirán a las ya contabilizadas. 
                                     
Valoramos como un éxito extraordinario el número de avales ciudadanos. La ILP por la Renta Básica nació y ha arraigado en la calle, no en los despachos. Ha tomado forma ante las oficinas de empleo, en los mercadillos, en el puerta a puerta vecinal, en las manifestaciones ciudadanas. No ha estado al cobijo de ningún partido, sindicato, grupo empresarial o corporación mediática. Y, a pesar de ello, ha conseguido reunir un número de firmas que superaría los requisitos exigidos en cualquier comunidad autónoma de España, sin excepción. Hemos recabado firmas para presentar 4 ILP en Galicia, multiplicamos por 3 el número proporcional exigido en Cataluña, Madrid, Murcia o Canarias y doblamos los avales requeridos en la generalidad de las legislaciones autonómicas. En el cuadro que adjuntamos a continuación puede observarse la desproporción entre el número exigido en Extremadura (45000 firmas) y el del conjunto de Comunidades Autónomas.
 
 


Comunidad Autónoma
Número de firmas exigidas
 
Aplicado a  Extremadura corresponderían
Andalucía          
                     75.000
               9800
Aragón
                     15.000
             13600
Asturias
                     10.000
             10150
Baleares
                     10.000
               9880
Canarias
                     15.000
               7700
Cantabria
                     10.000
             21000
Castilla-La Mancha
                     20.000
             10400
Castilla León
                     25.000
             10900
Cataluña
                     50.000
               7600
Comunidad Valenciana
                     50.000
             10700
Galicia
                     15.000
               5900
La Rioja
                       6.000
             20400
Madrid
                     50.000
               8400
Murcia
                     10.000
               7480
Navarra
                       7.000
             10280
País Vasco
                     30.000
             15100
 
                     
             
España
                 5000.000
              9360
 
Pero, al Presidente de la Asamblea de Extremadura, le ha faltado tiempo para empezar a abonar la inadmisión de la ILP: http://www.europapress.es/extremadura/noticia-plataforma-renta-basica-extremadura-presenta-asamblea-mas-26000-firmas-favor-iniciativa-20121226150007.html. No tienen el más mínimo pudor ni sentido de la autocrítica. Ni una sola reflexión sobre el hecho de que en 27 años de vigencia de la ley autonómica que regula la Iniciativa Legislativa Popular haya culminado ni una sola propuesta toda su tramitación (mientras que en Comunidades como Canarias, en ese mismo periodo se han tramitado 26 ILP). Ni una sola palabra sobre el hecho de que la Comunidad de Extremadura duplique proporcionalmente el número de la Comunidad que más firmas exige proporcionalmente (Cantabria). Ni siquiera un pequeño propósito de enmienda de modificación de la ley para que la democracia directa tenga algún respiradero en Extremadura. 

Recientemente, el profesor de Derecho Constitucional Joaquín Marco, estudioso de la figura legislativa de la ILP afirmaba que “la participación política directa en España es de dimensiones mínimas, ridículas. El mecanismo de las ILP en España en realidad está sumido en un profundo adormecimiento, en un estado vegetativo que lo hace poco menos que impracticable. Normalmente las ILP mueren en la firmas”. 
 
Parece que es el caso también en Extremadura. Apenas ha pisado la Asamblea la ILP por la Renta Básica y ya quieren liquidarla. Pero con lo que no cuentan es con las raíces que ha echado el movimiento por la Renta Básica en Extremadura. Vamos a hacer todo lo posible para impedirlo: para empezar hemos solicitado entrevistas a los grupos parlamentarios para solicitarles que hagan posible el debate de la ILP en la Asamblea. Si quieren, pueden. A nosotros no nos falta ni legitimidad ni fuerza para pedirlo; y a ellos, tampoco le faltan cauces legales para garantizarlo.
 
CONSTRUYENDO UN MOVIMIENTO POR LOS DERECHOS SOCIALES
 
Pero aún siendo un gran apoyo el conseguido, la ILP por la Renta Básica era y es más que una recogida de firmas. Es un proceso de movilización social, de empoderamiento popular, de contribución a la construcción de un movimiento por los derechos sociales. Por eso, la ILP ha estado acompañada en todo momento de la movilización popular, con actos tales como concentraciónes en las Oficinas de Empleo (14 de agosto), expropiación de alimentos en el Carrefour de Mérida (24 de agosto), marcha de Badajoz a Mérida (23 y 24 de octubre), concentración contra los presupuestos (11 de diciembre). Y, al tiempo, junto al 15M, ha promovido luchas en las que convergiesen otras demandas populares (manifestación del 7 de septiembre, Rodea la Asamblea-25Septiembre), o ha apoyado otras luchas (las huelgas generales de marzo y noviembre, la marea verde, la organización de un movimiento contra los recortes y privatización de la sanidad, la huelga de estudiantes...).
 
La Plataforma por la Renta Bäsica ha estado especialmente vinculada a la lucha contra los desahucios de viviendas sociales. Junto a los compañeros de la PAH, conseguimos, mal que le pese al Gobierno regional, que se paralizara la ignominiosa oleada de desahucios, que ha echado a la calle a 38 familias en Extremadura. Y estamos promoviendo, junto con los compañeros de la PAH de Cáceres y Badajoz, un movimiento por la vivienda digna que sea capaz de luchar al mismo tiempo contra los desahucios sociales o privados. Nadie que viva en su vivienda habitual y no tenga ingresos para pagar puede ser arrojado a la calle como un animal. Hay que acabar con esta dictadura canalla de los bancos y sus servidores.
 
Las decenas de charlas por toda Extremadura, la constitución de núcleos locales por la Renta Básica, la celebración de jornadas de formación con la participación de José Iglesias y Manolo Sáez (3 de marzo) o el Encuentro Estatal por las Rentas Básicas donde conseguimos reunir a una parte muy significativa del sindicalismo de lucha (SAT; CNT, CGT, COBAS) y a organizaciones y movimientos de todo el Estado vinculados a la lucha por los derechos sociales y ambientales (Baladre, Ecologistas en Acción, Asdecoba, Mesa por el Reparto de la Riqueza de Canarias, Alambique de Asturias, Sodepaz Balamil de Valladolid, Zambra de Málaga, Coia de Vigo, PAH de Murcia, Frente Cívico) en torno al debate sobre la RB y las luchas del futuro, la publicación de un número monográfico de los Cuadernos de Renta Básica, son algunos de los exponentes y frutos del movimiento popular que se ha ido generando.       
 
LA AGRESIÓN CONTRA EL PUEBLO AUMENTA, LA LUCHA TAMBIÉN
 
Los partidos políticos han tenido que mover ficha. Todos hablan ya de Renta Básica e incluso, algunos quieren colgarse las medallas. Hasta el momento han tenido que apalabrar 33 millones de euros (20 millones con cargo a la Deuda Histórica y 13 con cargo a los Presupuestos de Extremadura de 2013) y se han comprometido a presentar un proyecto de ley de Renta Básica en el primer trimestre del año. Pero con ese dinero sólo llega para dar cobertura a 5000 familias y en Extremadura, de los 167.000 personas en paro, 80.000 no disponen de ningún ingreso.Y la situación se agravará aún más tras la supresión anunciada del Plan Prepara (15 de febrero), si es que no lo remediamos. No vamos a permitir que se laven la cara con la Renta Básica. Vamos a exigir cobertura inmediata para todos los parados y paradas de Extremadura.Si hay dinero para los terratenientes (una parte muy sustancial de los 400 millones de euros de la PAC en Extremadura va a parar a ellos), tiene que aparecer presupuesto para la Renta Básica. Si hay dinero para la compañía aérea de Talavera, ha de haberlo para que la gente común tenga garantizada alimentación, techo, luz, agua, educación, sanidad y cultura. Para reclamarlo hemos empezado por pedir una entrevista al Presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago.
 
La catástrofe social se acentúa. Cada día se pierde de nuevo un derecho que parecía consolidado o adquirido. Un día anuncian la no revalorización de las pensiones y al día siguiente regulan el pago del transporte en ambulancias. Una semana suprimen la gratuidad del transporte escolar para determinados niveles educativos y a la siguiente nos desayunan con la privatización de los nuevos hospitales (Cáceres y Don Benito). La sangría de despidos continúa, los dirigentes del sindicalismo mayoritario, abonados hasta ayer al pacto social permanente, hablan de que ya se han superado los 6 millones de parados. España es un país en vías de subdesarrollo, afirman con ironía amarga algunos economistas.
 
Pero la siembra empieza a prender y a abrir fisuras. Los de abajo nos organizamos.En Extremadura, la pelea por la Renta Básica sigue. El 2 de febrero ya tenemos acordada una Asamblea Regional  para hacer balance de la ILP y para debatir y acordar nuevas estrategias.La lucha continúa.
 
                         
 Los medios de comunicación han cubierto así la presentación de las firmas: